miércoles, 14 de diciembre de 2011

Fotos antiguas de Tembleque en los años 20 (I)

Llevamos hasta la fecha varias entregas de “FOTOS PARA EL RECUERDO”, en gran parte gracias a la colaboración de nuestros vecinos y en ocasiones también encontrando imágenes antiguas de Tembleque en la red.
Aunque perfectamente podría seguir publicando más entregas bajo el mismo título, en esta ocasión prefiero optar por abrir una nueva entrega por capítulos de fotos antiguas del pueblo, que titularé precisamente: “Fotos antiguas de Tembleque en los años 20”; así de claro.
Y es que hace pocas semanas tuve la enorme satisfacción de acceder a un antiguo álbum de fotografías inéditas de Tembleque tomadas antes de la Guerra Civil, en la década de los años 20 del pasado siglo XX. Os intentaré resumir un poco la historia de su autor, y cómo han podido llegar sus imágenes hasta mis manos, y por supuesto la de mi impresora.
Todo hay que agradecérselo a Fernando, un temblequeño que hace ya muchos años que no vive en nuestro pueblo, visitándolo muy ocasionalmente, pues ha sido él quien ha hecho posible recuperar estas instantáneas.
En aquellos años 20, hace casi un siglo, vivía en nuestro pueblo Don José Hoya Montero, que era además el médico de la villa. Este señor tenía una cámara fotográfica, muy posiblemente la única de Tembleque en aquellas fechas. Debió ser un gran aficionado a la fotografía; algunas de sus imágenes aparecieron publicadas en el periódico “El Castellano gráfico”, con motivo, si recordáis, de la puesta de la primera piedra e inauguración del Grupo Escolar, el actual colegio Antonia González, entre 1924 y 1927, lo que nos hace pensar que tuvo que ser una persona de gran valía, tanto en lo profesional como moral, y sin duda colaboraba de manera altruista con las instituciones a la que podía aportar su experiencia y conocimientos, en aquellos años con tan pocos recursos a nivel local.
Resulta que Don José Hoya se tuvo que marchar del pueblo al principio de la Guerra Civil, dejando parte de sus pertenencias para que las cuidase en su ausencia otro vecino de Tembleque, que fue el abuelo de nuestro seguidor, Fernando.
Ahondando un poco más en la vida de Don José Hoya, he podido averiguar que nació en Béjar (Salamanca) en 1881, al igual que sus progenitores y los de su esposa.  Debió trasladarse a Tembleque, junto con su mujer, Emilia López (también natural de Béjar) en una fecha que desconocemos; aunque una vez aquí, en Tembleque nació su hijo Arturo Hoya López, en octubre de 1913. Ya por aquel entonces ejercía de médico en nuestra villa.
Al término de la Guerra, y en agradecimiento al abuelo de Fernando por guardar sus pertenencias, D. José hoya le obsequió con unas fotografías que había realizado de Tembleque en los años 20. A partir de aquí perdimos la pista de José Hoya, pues debió abandonar Tembleque posteriormente con toda su familia.
Estas fotografías han estado guardadas durante generaciones por la familia de Fernando.. El propio tío de Fernando, hace unos años, le prestó a Santos, (Poli,(Poliaudiovisuales) nuestro fotógrafo profesional actualmente en Tembleque), algunas de aquellas fotografías, que por supuesto se encargó de escanear y publicar, a través de los distintos libros de feria, o revistas variadas. La mayoría conocemos esas imágenes, pues son las más famosas en cuanto a material antiguo de Tembleque se refiere.
El propio Santos, hace pocos años, con la revolución digital, volvió a ponerse en contacto con el tío de Fernando, para poder escanear el resto de fotografías. Lamentablemente, habían pasado varios años, y el tío de Fernando no supo recordar dónde guardó las fotografías originales.
Todo esto, a grosso modo, fue lo que me comentó Fernando hace unos meses, vía telefónica, en una conversación casual por otros asuntos. Fue entonces cuando recordó, que varias décadas atrás, realizó unas copias de las originales a un tamaño algo mayor (10x15), ya que las originales tenían un tamaño bastante reducido. Para ello contó con la ayuda de un fotógrafo aficionado.
Hacía un montón de años que nuestro amigo Fernando no había recuperado aquel álbum con estas copias, pero gracias a nuestra conversación, se encargó de buscar dicho álbum por las estanterías de su casa actual, a varios cientos de kilómetros de Tembleque.
Fue el pasado mes de octubre cuando pude conocer en persona a Fernando, pues hasta la fecha únicamente teníamos contacto telefónico y vía internet. Quedamos para conocernos en su casa de Tembleque, donde había vivido su tío, fallecido hace pocos meses.
Mi gran sorpresa fue cuando sacó un viejo álbum, polvoriento y con las tapas muy desgastadas, pues hasta ese momento yo desconocía si había conseguido recuperar, al menos, las copias de las originales. Ahí estaba esa joya; ni qué decir tiene que nos pasamos la tarde charlando de todas y cada una de las fotografías, entre él, parte de su familia y yo, siempre “con la boca abierta”. Algunas imágenes nos costó poder ubicarlas; gracias a algunas inscripciones que, en su día, Fernando escribió en el reverso de algunas de estas copias, pudimos hacerlo en muchos casos, que no en todos...
Posiblemente haya más imágenes originales que no llegaron a ser copiadas. Otras de las de este álbum son las ya conocidas por todos en diversas publicaciones. Aún así, hay alrededor de una veintena que considero inéditas. Todas ellas, en sucesivas entregas serán publicadas para disfrute de todos. Ya puse un adelanto de la del molino original de Tembleque o del interior de la Ermita de San Blas, en su respectivo reportaje. En homenaje a su autor, he decidido firmarlas en su nombre: José Hoya Montero. 


Tras esta larga introducción, que he considerado imprescindible contar, aún a riesgo de aburrir a los lectores, comenzamos con algunas fotografías de la Plaza Mayor de Tembleque en los años 20. La primera de ellas,( a la izquierda) como he explicado anteriormente, es una fotografía conocida por todos, con los árboles y bancos, y algún vecino descansando en uno de ellos.

Las otras dos son inéditas. La de la derecha corresponde al ala Este de la Plaza, con el callejón del Toril en el centro. Imposible leer por mi parte el cartel sobre lo que ahora es el Mesón, si alguno lo consigue, por favor, que nos lo comunique; y la última es la más apropiada para estas fechas, con una bellísima estampa de nuestra Plaza nevada en aquellos primeros años del siglo XX. Espero que os hayan gustado tanto como a mí. No pongo fecha al resto de las entregas. Irán apareciendo periódicamente.

5 comentarios:

niebla dijo...

te dedicas en cuerpo y alma, a todo lo que concierne a Tembleque, eres genial¡. cada vez me gusta mas, este blogs.

Penteo dijo...

Una vez más, una excelente labor publicando estas fotos con un valor incalculable.

Breogan dijo...

Vaya fotos, y vaya nevada, fijaros bien el montón de nieve que tienen los bancos, es impresionante la nevada de aquel ya lejano año, sobre la otra foto del ala Oeste de la Plaza, el cartel que tiene colgado donde está ahora el mesón, yo lo que leo en la parte inferior del cartel es “VALENCIANO”, lo de la parte superior no lo veo muy claro, a ver si alguien mas pudiera dar una pista de lo que pone. Saludos y muy buen trabajo

Teresa, desde Alemania dijo...

Preciosas, las fotos, y excelente labor. Enhorabuena.

Lunes dijo...

Como siempre en dos palabras... im-presionante tu trabajo!