jueves, 21 de enero de 2021

Técnicas, prácticas de supervivencia y rutas en la nieve, desde Tembleque, durante el temporal Filomena.

A pesar de los estragos que el temporal Filomena dejó en nuestro pueblo, algunos paisanos, aficionados a la montaña y la nieve, aprovecharon la ocasión para realizar unas rutas por nuestro campo completamente nevado, algo creo que inédito por estas latitudes manchegas, y además, aprovecharon para practicar unas técnicas de supervivencia, como nos van a mostrar en este artículo.
 
Así pues, nuestros valientes paisanos, Belén, Gabriel y Jesús, en una primera ruta, y posteriormente Pili, no perdieron el tiempo, y ataviados con unas raquetas de nieve, iniciaron el camino y practicaron varias técnicas de supervivencia en la nieve, como las autodetenciones en nieve o hielo, es decir, saber frenarte si tienes un resbalón en la montaña, o la construcción de un refugio de nieve similar a los que se suelen hacer en la montaña, para pasar la noche.
Todo ello bajo la supervisión de Gabriel, que es guía titulado en montaña. Os invito a visitar su página web, con más información sobre nuestro paisano: https://gabrieljimenezguiademontana.wordpress.com/.
Todas estas actividades, son más propias de la alta montaña, tal y como me explicaba Belén, que ha decidido compartir con todos, unas fotografías de su experiencia, además de un pequeño vídeo ilustrativo.
La primera ruta la hicieron en la zona del camino Parrales y el camino de los cerros de Tallana, en el lado oeste del término municipal de Tembleque. Esto es, para que os situéis, continuando el camino del Punto Limpio de Tembleque, hacia los cerros. 
En el vídeo, ellos mismos bromean indicando que se encuentran en pleno paisaje siberiano, y no les falta razón, pues la estampa desde luego es lo más parecido, y cuesta mucho imaginar que debajo de ese inmenso manto blanco, están pisando tierras manchegas, concretamente nuestro querido pueblo de Tembleque.
Tan sólo cuando se toparon con una viña emparrada, fue el único momento que les recordó que estaban en La Mancha, sin duda.

Posteriormente, hicieron una segunda ruta senderista. En esta ocasión, para visitar el castillo de Mora, encaramado, parada técnica a comer en Raneras (antiguo poblado de quinterías) y el Pantano de Finisterre, partiendo inicialmente desde la ermita de la Virgen de la Antigüa, de Mora. (Más información sobre Raneras y el Castillo de Mora en este artículo del blog).
No obstante, extraigo el texto del cartel informativo que encuentra el visitante al llegar a Raneras. También os dejo el enlace a un vídeo de fotografías, que yo mismo pude tomar en el año 2010:

Han cambiado los nombres según los dueños y las épocas, Por ejemplo, Solana del Sastre y Solana de San Juan. Hoy día se les conoce como Casas de la Solana; se trata de una agrupación de viviendas a unos 12 kilómetros de la población, a las cuales se iba “de quintería” principalmente durante las recolecciones. Cada familia preparaba los víveres necesarios para su sustento; (grano para las caballerías, patatas, aceite, pan, vino y otros elementos básicos); el agua la tomaban de un pozo comunitario que se encontraba cerca de las casas; también había una pila para abrevadero de las bestias y un amplio terreno no labrado para cortar leñas, aparcar carros y permitir a los muchachos y las gallinas andar a sus anchas.
 Las casas, salvo excepciones, son de tapial confeccionado con tierra a pie de obra; Las de más rumbo tienen corral y portada, las más humildes tienen una sola puertecilla y comparten patio y corral. En las casas mayores había un pajar doblado sobre la cuadra y ocho, diez o más pesebres con su pajera correspondiente; en todas había una cocina de fuego bajo y una amplia campana con un revellín sobre el que se colocaba el candil; aprovechando el grosor de los muros existía alacenas donde guardar lo imprescindible. A ambos lados del hogar existían dos generosos poyos de mampostería, buenos para sentarse en torno a la lumbre, y servían además como cama añadiendo una simple saca de paja. Sobre las paredes se colgaban las mantas y los arreos. A ras de suelo hacían con yeso y cal el hueco de las canteras.
 La vida en la quintería era sosegada. Al final de la jornada de trabajo se solía cenar temprano y después la gente más joven se divertía bailando al ritmo de un acordeón, o de no haberle, con una cuchara de latón y una botella vacía de anís. Allí se cantaban seguidillas morachas, variantes de las seguidillas manchegas con letras locales o que adoptan coplas de otras regiones.

A esta segunda ruta también se unió nuestra paisana Pili. Una ruta de 13 km que completaron en 6 horas, con parada a comer en Raneras. Fueron con raquetas, y aunque sabían que por allí había nevado mucho más que en Tembleque, se quedaron sorprendidos de la enorme cantidad. Avanzaron despacio, pero pudieron terminar sin mayores complicaciones. Quedan eso sí, unas formidables fotografías para el recuerdo, con estos paisajes tan preciosos, que añado al álbum online con el que despediré este artículo.

No ha sido la única actividad inusual en Tembleque durante el temporal Filomena, pues también se ha podido ver, tal y como dejé reflejado en el reportaje específico sobre este temporal, a gente esquiando en el cerro de los molinos.
 
Recupero dicho vídeo, facilitado por nuestro paisano Ángel Luis Muñoz, para finalizar este artículo del blog, donde hemos comprobado que aunque es algo completamente inusual, en Tembleque también se puede practicar deportes de invierno, aunque haya sido una excepción.
El resto de fotografías, que yo creo que son ya históricas en nuestro pueblo y los parajes de alrededor, (sierra del Ojo del Buey, el castillo de Mora, embalse de Finisterre o Raneras), las dejo alojadas en este álbum de Google Photos. Muchas gracias a Belén, Jesús, Gabriel y Pili, y enhorabuena por la iniciativa.
Mora, visto desde su castillo.
Mora, visto desde lo alto de su castillo.

viernes, 15 de enero de 2021

El temporal Filomena en Tembleque. Crónica, vídeos y todas las fotografías. 7-15 de enero

Normalmente, casi nunca recordamos los nombres que los meteorólogos dan a cada temporal o borrasca, pero en el caso que hoy nos ocupa, el nombre del temporal Filomena, creo que va a estar en la memoria de media España durante mucho tiempo, y muy particularmente en nuestro pueblo, Tembleque y alrededores.
 Estábamos avisados desde días antes, y la cosa realmente empezó suave, con los primeros copos de nieve, el jueves, día 7 de enero. Todos felices y contentos, ya lo dice el refrán: "Año de nieves, año de bienes". Una estampa preciosa que invitaba a sacar la cámara de fotos.
 Y así estuvo nevando sin parar también en la jornada siguiente, el viernes 8 de enero. La nieve seguía acumulándose en todas las zonas. Las carretera se volvieron muy difícil de transitar, con cierres en todo el centro del país. Pero bueno, aún así, como he dicho al principio, más o menos estábamos avisados y nos lo temíamos.
Tengo un vídeo con las primeras nieves en Tembleque, haciendo un recorrido por sus calles, el 8 de enero:
Incluso otro vídeo que me facilitaron, con una imagen única y no sabemos si irrepetible, una esquiadora bajando de los molinos de Tembleque, ese mismo día 8 de enero:
Con lo que no contábamos, y a la postre fue lo que realmente hizo que este temporal no lo vayamos a olvidar en nuestro pueblo, fue el fatídico apagón eléctrico, a las 23:30h del viernes 8 de enero.
Intuíamos que sería una avería grave, afectando también a otros pueblos vecinos, y que les costaría horas acceder para repararla. Nos preparamos para pasar una noche a oscuras, pero con la casi certeza de que a lo largo de la mañana del sábado, como muy tarde, se restableciera el suministro eléctrico, pues las temperaturas eran gélidas y no podíamos pasar un día sin luz, calefacción, agua caliente ni poder cocinar.
 Al día siguiente, sábado 9 de enero, sólo vino la luz a la parte sur de Tembleque. "¡Menos mal!", pensamos los del lado norte, ya que eso, para nosotros, era señal inequívoca que volvería en los próximos minutos o como mucho escasas horas, al resto del pueblo.
En aquel momento, además de la luz, estábamos también sin cobertura telefónica, ni móviles ni internet. Ni siquiera se podía llamar al 112. Completamente incomunicados.
 Por eso, el desconcierto fue en aumento progresivamente, cuando vimos que empezaba a anochecer en la tarde del sábado, con un frío helador, y que la luz seguía sin volver a medio pueblo.
 No tengo ni una sola foto de la jornada de aquel fatídico sábado, a pesar de que también estuvo nevando durante toda la jornada, pues me fue imposible salir a la calle, por la situación personal y familiar que estábamos viviendo los vecinos del sur de Tembleque.
Comiendo sándwiches de lo que nos quedaba en la nevera, cuyo género poco a poco se echaba a perder, y recargando los móviles en los mecheros de los coches, para ver si podía volver algo de cobertura y saber qué estaba pasando a nuestro alrededor, llegó la noche, y desesperados, con varias mantas nos tuvimos que acostar, a la luz de las velas, que poco a poco también iban consumiéndose.
 Pero la cosa no quedó ahí. Nos levantamos el domingo, tiritando, y seguíamos exactamente igual. Era completamente inhumano. No se podía seguir viviendo así, en plena ola de frío siberiano. 
El domingo ya no nevó. Muy levemente, recuperamos un hilo de cobertura, y un viejo transistor a pilas, y pudimos empezar a enterarnos de cómo estaba la situación. 
En cuanto pudimos contactar con la compañía eléctrica, lo primero, al menos por mi parte y me consta que la de otros vecinos, fue reclamarles que trajeran unos generadores eléctricos urgentemente, hasta que lograran arreglar la avería. Por supuesto, a los abonados no nos hicieron ningún caso. Esto ya lo intuía yo, de cuando se había ido la luz el primer día de confinamiento, en marzo, durante toda la tarde. Sólo nos decían que estaban trabajando en ello y no sabían lo que iban a tardar.
Paralelamente, los agricultores y gente con máquinas retroexcavadoras, se encargaban de dejar perfectamente transitables las calles y accesos al pueblo. Eso no supuso mayor problema. La nevada había sido muy importante, pero menor a la de otros pueblos vecinos de mayor altitud, como Mora, Madridejos, Consuegra, Villacañas, La Guardia, etc... El problema urgente era la falta de suministro eléctrico, que continuaba sin llegar. Esto también fue así en varios pueblos como La Guardia, Dos Barrios, El Romeral o Turleque, entre otros.
Tengo un amplio vídeo con un recorrido en coche por muchas calles del pueblo, grabado al mediodía del domingo 10 de enero, donde se comprueba que a pesar de la nieve en las cunetas, ya se podía circular sin mayores complicaciones:
 Desde el domingo, la situación fue mucho más desesperante que la jornada anterior, pues nos temíamos que la cosa iba a durar más, por la falta de explicaciones por parte de la compañía. Quien más o quien menos, se las tuvo que ingeniar para literalmente poder sobrevivir. En el caso de un servidor, tuve la enorme suerte de tener a mis padres viviendo en el lado sur, con electricidad, así que allí me instalé con ellos y con mis hijas.
Desde la parte sur, un buen número de vecinos, concejales, etc, también se prestaron a ofrecer sus viviendas, sus camas, alimentos, estufas, pequeños generadores, etc, para atender a los vecinos sin luz del norte, que estábamos realmente desesperados y muertos de frío. Algo muy digno de elogio, y más aún ofrecerse a compartir su casa en plena pandemia en la que estamos, que no se nos olvide.
Toda la Corporación Municipal me consta que también estuvo presionando a la compañía para que solucionara la avería, que luego resultó ser de bastantes postes caídos.
 No llegaban los generadores de urgencia, de hecho, nunca nos dijeron que los iban a traer, no entendemos el porqué, ya que se podrían haber traído perfectamente en la tarde del sábado, despacito por la carretera, pues los accesos a Tembleque, como he dicho anteriormente, estaban al menos practicables, y era una necesidad urgentísima.
La tercera noche fue una auténtica odisea. La crispación iba lógicamente en aumento
, y amanecimos el lunes otra vez sin luz, sin nada... Un auténtico caos. No se veía más que un oscuro túnel. Sabíamos que algunos pueblos de alrededor habían retomado su fluido eléctrico. Faltaba Tembleque, Villamuelas y creo recordar que una parte de La Guardia. Puede que alguno más, pero la situación en nuestro pueblo seguía igual, sin soluciones, sin generadores y ya con un cabreo monumental por parte de todo el vecindario, que veía impotente cómo nos sentíamos abandonados por parte de la compañía eléctrica.
En la mañana del lunes, un servidor, abusando quizás del buen número de seguidores que me consta que tiene este blog y su correspondiente Facebook, hice un llamamiento desesperado de S.O.S a través de dichas redes sociales, pidiendo ayuda también a los distintos medios de comunicación, por si nos podían ayudar a dar visibilidad a nuestra situación límite. Una cuarta noche sin luz, en esas circunstancias (las temperaturas durante todos esos días rondaban entre los -10 y los -14 grados negativos) era mortal.
Grabé una de las llamadas a la compañía Naturgy, para publicarla en el blog, junto al siguiente texto:
Esta es la llamada desesperada a la compañía eléctrica Naturgy, esta mañana, 11 de enero, desde Tembleque, donde llevamos ya más de 3 días sin suministro eléctrico en medio pueblo. Desde aquí hacemos un llamamiento de SOS, porque la situación es realmente crítica, con las casas heladas, sin agua caliente ni poder cocinar.
 Me consta que se está haciendo presión desde el Ayuntamiento, y también agradecemos la ayuda de Protección Civil, los distintos grupos políticos de la Corporación Municipal y sobre todo de los vecinos solidarios de la parte sur, que nos están dando cobijo o ayudando en lo que pueden a los vecinos afectados.
 En esta llamada no se aporta nada nuevo, salvo que siguen trabajando en la avería. Por favor, también un llamamiento a los medios de comunicación oficiales, que sabemos que varios periodistas siguen este blog. Estamos completamente desesperados. Ójala vuelva la luz a lo largo del día.
 Una cuarta noche sin luz, en la actual ola de frío, puede ser mortal. El audio es algo mediocre.
 En estos momentos aún no tengo medios para poder actualizar el blog ni su contenido, al no tener ordenador ni casi cobertura.
Bien, pues creo poder afirmar, que el llamamiento desesperado tuvo éxito, pues a los pocos minutos, me llamaron varios periodistas, tanto de prensa como de radio y televisión, a nivel regional y nacional, todos ellos prestándome su ayuda para dar difusión al tema, como así se hizo.
Antena 3, Telecinco y CCM, fueron las televisiones que se pusieron en contacto conmigo, algo extensible también a La Sexta y creo que también Cuatro, según me enteré posteriormente. Gracias también a las personas que compartieron el mensaje en sus redes sociales, para llegar a más público. También Radio Consuegra o Radio Mora se interesaron por la situación, así como el periódico "El Español" y "La Tribuna de Toledo", que yo sepa.
Las tres cadenas principales de televisión, me pidieron que si podía grabar esa misma tarde de lunes varios vídeos, con los vecinos afectados (prácticamente medio pueblo), de cómo estaba nuestra situación. Rápidamente me puse manos a la obra, y reuní a varios de los vecinos afectados, para grabar dichos vídeos, que inmediatamente les envié por wasap a todas las reporteras que me lo habían solicitado. A su vez, concretamos dos entradas en directo, por Skype, en los programas "Estando Contigo", de CMM y "Espejo Público", de Antena 3. Telecinco, desde El Programa de Ana Rosa, hizo lo propio con el alcalde de Tembleque, y también mostraron parte de las imágenes previamente grabadas por los vecinos, en sus informativos.
A continuación comparto el vídeo íntegro de lo que grabamos los vecinos, ya que en televisión, lógicamente mostraron sólo un pequeño extracto. 
Aquí debo agradecer la ayuda de Eugenio Ariza, que fue el que lo grabó con su móvil, a petición mía, para que yo me pudiera explicar lo mejor posible, a pesar de mi timidez. También colaboraron varios vecinos, como José María, Luis Antonio o Regina, dando la cara, al igual que Lourdes, de Protección Civil, que también se prestó a participar, o también otros pocos colaboraron desde detrás de las cámaras, enfocando con las linternas de sus móviles. Lógicamente, las calles y las casas seguían completamente a oscuras.
Este es el resultado de aquellas grabaciones improvisadas, en la tarde-noche del lunes 11 de enero.
El caso es que al fin, tras el revuelo montado, esa misma noche (antes de dichas entrevistas en directo), al fin, no sé con qué criterio, la compañía eléctrica Naturgy, en vista de que no eran capaces de terminar de arreglar los postes afectados, que por cierto, fueron ayudados por varios de nuestros agricultores, con sus tractores, para poder acceder al lugar de las averías, en la A4, km 96-100, aproximadamente, optó, esta vez sí, por traer dos generadores eléctricos provisionales, para poder restablecer el suministro eléctrico hasta que arreglaran dichos postes.
Lo que todos nos preguntamos es: ¿Por qué no hicieron eso desde el primer día? Y no será porque no se lo hayamos pedido los vecinos afectados, desde luego...
Esa gélida noche, a las 23:30h, justo 72h después del apagón, los vecinos lograron ver la luz, y quizás salvar sus vidas in extremis. Así de claro. Así lo sentíamos, sin duda alguna.
Aún así, tras ponerme yo de nuevo en contacto con Antena 3 y CCM, para informarles del regreso de la luz, por si acaso ya entonces no les iba a interesar las entrevistas concertadas, pues afortunadamente ambas cadenas me respondieron que las entrevistas seguían adelante, para contar cómo lo habíamos pasado.
Así pues, en la mañana del martes 12 de enero, y ya con la luz restablecida, de manera provisional, entramos en directo por Skype, por orden cronológico, en el programa "Espejo Público", de Antena 3, a nivel nacional. Yo estaba bastante nervioso, aunque lo hice lo mejor que pude. El resultado fue el siguiente:
Pocos minutos más tarde, Telecinco, a través de El Programa de Ana Rosa hizo lo propio con el alcalde de Tembleque, Jesús Fernández Clemente. En este caso, como el vídeo tenía copyright de Mediaset, no lo he podido colgar en Youtube, por lo que para ver el vídeo, debéis entrar desde este enlace de Dropbox, o pinchando en la siguiente imagen.
Apenas 20 minutos después, un servidor repetiría directo por Skype, para el programa de CMM "En Compañía", ya algo más relajado y con un poco más de tiempo. Así quedó:
Y la cosa no terminó ahí, pues aunque muy poco a poco íbamos recobrando la normalidad, llegaron más periodistas interesándose por nuestra situación. También en la de los pueblos vecinos, pues alguno, después de recuperar la luz, se les volvió a ir. Un caos absoluto...
Por segundo día consecutivo, el 13 de enero, el programa de CMM "Estando Contigo" volvió a entrevistar a un vecino, en este caso desde la Plaza Mayor, en directo. Aquí vemos a Diego, vecino afectado. Al final del vídeo, podéis ver otra toma desde detrás de la cámara de televisión:
Ese mismo día, en los informativos de CMM del mediodía, también emitieron este pequeño corte, con más testimonios tanto de vecinos como de comerciantes, y del teniente de Alcalde:
Llegados a este punto, comentar que la compañía eléctrica aún seguía intentando arreglar la avería principal, algo que había logrado sólo parcialmente, pues una pequeña parte de los vecinos afectados, aún estaban usando el generador provisional, pero bueno, en la práctica, los vecinos tenían luz. Eso sí, el cambio del generador provisional al cableado ya arreglado, también supuso un pequeño corte de luz, pero nada comparado a la odisea vivida.
 Antes de continuar, me gustaría resaltar la labor de Protección Civil de Tembleque, enfocándonos en lo que ha supuesto para ellos estos intensos días del temporal Filomena en Tembleque, con la siguiente crónica.
 Resumen de la labor de Protección Civil de Tembleque, durante el temporal Filomena.
 En este pequeño vídeo, vemos la odisea que vivieron varias voluntarias de Protección Civil de Tembleque, al principio de las nevadas, cuando fueron a ayudar a los camioneros atrapados en la autovía de Andalucía.
 Así comenzó su incansable trabajo voluntario, que os resumo gracias a los testimonios que me han llegado por distintas vías.
Fue el viernes 8 de enero. Tras repartir comida y bebida a los camioneros allí estacionados (en el estacionamiento de emergencia invernal, junto al restaurante "La Chimenea"), a la vuelta, la nevada arreciaba y al igual que otros muchos conductores, se quedaron atrapadas en la cuneta, en la cuesta de los pinos, a escasos 2 km del pueblo. Y eso que iban en un 4x4 de Infocam, en lugar de su habitual furgoneta. Eran las 23:30h, justo cuando en Tembleque se produjo el gran apagón (que luego duraría 72h). No pudieron salir de ahí hasta las 2 de la madrugada, gracias a la ayuda desinteresada de un conductor anónimo, ya que no había ninguna grúa disponible, la Guardia Civil estaba desbordada y para más inri, se les agotó la batería y quedaron sin luz ni calefacción en el coche, con temperaturas bajo cero, gélidas, algo que a la postre, pasaría factura a una de las voluntarias, que cogió un fuerte enfriamiento.
Se estuvieron gestionando todas estas llamadas de emergencia desde el Ayuntamiento, (que físicamente les era imposible llegar hasta allí, por el estado de la carretera) a pesar de las horas que eran.
 Menos mal que aún no se había ido del todo la cobertura móvil, algo que sí sucedió pocas horas después.
 Pero a pesar de todas estas calamidades, al día siguiente continuaron su labor de ayuda en todo el pueblo. Han estado pendientes durante todos los días del temporal, principalmente de las personas que se sabía que vivían solas, las más mayores. Recordemos que no había luz en el pueblo. Tuvieron un aviso concreto muy importante, donde lograron salvar dos vidas, gracias a la rapidez de su actuación en un caso de descuido de vecinos que se dejaron el gas encendido en su propia vivienda. Aquí también les ayudó un concejal.
 También han estado pendientes y acudiendo a las casas con ayuda de una enfermera voluntaria, para controlar la salud de algunos casos más delicados. Todo ello acompañando además de apoyo psicológico y realizar las labores de compra de alimentos y medicamentos.
 Incluso también han participado en algún vídeo informativo, que fue enviado a los medios de comunicación a petición de un servidor, para dar difusión a la situación tan grave por la que estábamos pasando en Tembleque.
 Me envía nuestra paisana María Luisa Manzano  una fotografía muy ilustrativa de aquella dura noche, con varias voluntarias de Protección Civil en plena asistencia a los camioneros del aparcamiento de emergencia de la A4. María Luisa también ha colaborado en el aspecto digamos logístico, facilitando las comunicaciones entre Infocam y el Ayuntamiento de Tembleque, al tener un familiar en el cuerpo, que fue el encargado en este caso concreto de la primera gran nevada, en la noche de aquel viernes.
Paralelamente, nuestra paisana Isabel, de Protección Civil, que estos días no ha podido salir de Madrid debido al temporal, sí ha realizado una constante labor de apoyo y seguimiento telefónico. En alguna ocasión, sabemos que ha llegado incluso a llorar desde la distancia, por no poder venir físicamente a ayudar a sus compañeros de Protección Civil de Tembleque. 
Eso es amor propio y dedicación absoluta. 
Señoras, señores; esto es Protección Civil, así de claro. 
 Chapeau por todos ellos y gracias eternas por vuestro trabajo.
Un par de vídeos más para ir finalizando. El primero de ellos, un pequeño resumen con imágenes variadas, tanto del casco urbano de Tembleque como del campo, con aportaciones de numerosos vecinos:
Y justo una semana después del comienzo del temporal, nos asomamos a las alturas, para ver cómo la nieve, aunque aún quedaba mucha en el campo, ya era poca la que todavía resistía en las calles del pueblo, si acaso en algunos tejados. Estas imágenes están grabadas desde lo alto de la torre de la Iglesia y desde la Casa de las Torres, a las 14h del viernes 15 de enero.
Reportaje largo y extenso, como lo fue el temporal Filomena, del que aún tardaremos tiempo en recuperarnos por completo, especialmente por los posibles daños en nuestras cosechas. También algún que otro porche cedió, ocasionando daños materiales de mayor o menor cuantía, pero afortunadamente, creo que no hubo daños personales. Insisto, los estragos de la nevada, realmente no fueron tantos en nuestro pueblo. Lo que supuso el desastre fue el largo apagón.
A partir de ahora, toca ir reclamando a la compañía eléctrica, por todos los daños ocasionados, pérdida de alimentos, por ejemplo. El teléfono de la compañía es el 900333999, y me consta que también está habiendo problemas a la hora de reclamar; según algunos vecinos, o no contestan o directamente cuelgan el teléfono cuando les informamos que queremos reclamar. 
A fecha de publicación de este reportaje, estaba pendiente un modelo de solicitud por parte del Ayuntamiento, para paralelamente a las reclamaciones particulares, crear una denuncia conjunta. 
Ya para finalizar, lo hago con extensísimo álbum de fotografías, pues incluyen imágenes de muchísimos vecinos, que a lo largo de estos días me han ido facilitando. Me es imposible nombrarlos porque muchos wasap ni siquiera sé de quienes eran. Pero vamos, que vaya desde aquí los agradecimientos a todos los vecinos de Tembleque en general. Supera el álbum las 500 fotografías, y posiblemente aún añada más en los próximos días. Incluye también, además de las fotografías en el casco urbano, imágenes desde el campo, El Cristo del Valle, el embalse de Finisterre y en definitiva de todo un poco. Son imágenes ya para la historia de Tembleque.
 Lo bueno de este álbum, es que las fotografías están ordenadas por orden cronológico, para hacer un seguimiento en imágenes del día a día de este inolvidable temporal, Filomena.

martes, 5 de enero de 2021

Cabalgata de Reyes Magos en Tembleque. 5-1-2021

Fieles a su cita, los Reyes Magos de Oriente volvieron a visitar Tembleque, en la tarde del 5 de enero de 2021.
A pesar de no haber habido programa navideño, y no estar anunciada hasta el mismo día de hoy, nadie dudaba que los Reyes Magos, Melchor, Gaspar y Baltasar, acudirían a nuestro pueblo. Ya lo habían hecho previamente sus Pajes Reales, el pasado día 22 de diciembre
Este año ha sido distinto, debido a la pandemia, pero aún así, la Cabalgata se pudo llevar a cabo sin ningún problema, aunque esta vez se pidió a todos los vecinos, niños y niñas, que en lugar de seguirla, se asomaran a sus puertas a saludar a su paso, como así respetó todo el mundo. Además, por el mismo motivo, no se pudieron repartir ni regalos ni caramelos durante la cabalgata, aunque ya por la noche, por supuesto que visitaron todas las casas del pueblo, una vez que los niños se habían dormido. Nadie se va a quedar sin sus regalos.
Con la colaboración de Protección Civil y Policía Municipal, el recorrido no estaba previamente establecido, por lo que se procuró pasar por el mayor número posible de calles, dentro de las posibilidades y la duración, (dos horas) aunque lógicamente, no pudieron ir por todas. Por ello, se ponía la sirena de Policía Local y Protección Civil, además de la música, para que la gente pudiera asomarse a las esquinas más cercanas, en caso de no pasar por sus calles.
A las 18:30h, tras hacerse los tres Reyes Magos una foto junto a los Buzones Reales en la entrada del Ayuntamiento, partió la Cabalgata desde la Plaza Mayor, para dirigirse en primer lugar la Residencia de Mayores "San Bartolomé"; un momento muy emotivo, ya que en esta ocasión, los Reyes Magos pudieron saludar a los residentes a través de las ventanas que dan a la calle, para respetar las normas sanitarias. Una sorpresa muy agradable que sin duda no van a olvidar.
 Posteriormente, y durante casi dos horas, estuvieron pasando por multitud de calles, con música ambiental navideña, en un principio por la parte sur y luego por la norte, para volver a finalizar frente a los arcos principales de la Plaza Mayor
Era muy emotivo ver asomarse a los vecinos a sus puertas y ventanas.
No hubo ningún incidente, y todo el mundo respetó y cumplió con las recomendaciones establecidas por las normas sanitarias, sin ninguna aglomeración ni siquiera en la salida y llegada final de la Cabalgata.
Un amplio resumen de esta atípica Cabalgata la vais a poder ver a continuación, pensando además en los niños y niñas que no lo hayan podido ver. 
Un servidor pudo acompañar excepcionalmente a la Cabalgata, guardando las distancias, para poder grabar y compartir ahora el siguiente vídeo y fotografías:
Para finalizar, lo hacemos como es habitual con este álbum fotográfico, como complemento al vídeo anterior.
Muchas gracias a SS.MM. Los Reyes Magos de Oriente
, por habernos podido visitar un año más, a pesar de las complicaciones por la pandemia. Sabíamos que no nos iban a fallar.
 Ójala el año que viene todo sea distinto y podamos disfrutar de una multitudinaria Cabalgata como siempre ha sido, sin ningún problema ni temor, señal de que habremos dejado atrás la pandemia, algo que seguro que muchas personas, niños y mayores, le han pedido este año a los Reyes Magos.

sábado, 2 de enero de 2021

Visita de los Pajes Reales a Tembleque. 22-12-2020

Para comenzar con alegría y esperanza este nuevo año 2021 en el blog, lo hacemos con un reportaje correspondiente aún al pasado mes de diciembre, con la mirada puesta, eso sí, en Los Reyes Magos.
Concretamente el día 22 de diciembre de 2020, tuvimos en Tembleque la agradable visita de los Pajes Reales, previa a los Reyes Magos, que se encargaron de recoger todas las cartas que los niños y niñas habían depositado en los tres buzones Reales, instalados en la Biblioteca Municipal, Ayuntamiento y colegio, C.E.I.P Antonia González, con la colaboración de Protección Civil de Tembleque.
Como bien sabemos, este año, debido a la pandemia del Coronavirus, los Reyes Magos no podrán realizar la tradicional cabalgata del 5 de enero de 2021, aunque sí que podrán visitar todas las casas del pueblo para dejar los regalos, como siempre ha sido tradición.
Para facilitar esta labor, hace varias semanas habían quedado instalados tres Buzones Reales, donde poco a poco todos los niños fueron dejando sus cartas a los Reyes Magos.
Como digo, fue el pasado día 22 de diciembre cuando acudieron a terminar de realizar esta labor los Pajes Reales, junto a Protección Civil, que acompañaron a los alumnos del colegio y de la guardería a depositar sus cartas, coincidiendo además con el último día lectivo, comienzo de sus vacaciones navideñas. No obstante, si algún niño no pudo dejar sus cartas, aún puede hacerlo durante los próximos días, donde permanece el Buzón Real instalado en el Ayuntamiento.
Los niños del colegio, de manera ordenada, fueron uno a uno dejando sus cartas en el Buzón, tras unas palabras previas del Paje Real.
Días antes, los propios Reyes Magos habían escrito una carta Real precisamente dirigida a todos los niños y niñas de Tembleque, para informarles de la instalación de estos Buzones Reales.
Contamos con un vídeo, grabado desde distintos puntos por Protección Civil de Tembleque, en el gimnasio del colegio, donde tuvo lugar este acto, finalizando el vídeo con una pequeña toma en la guardería.
 Algunas tomas, al estar grabadas desde lejos con teléfono móvil, no tienen buena calidad ni de audio ni de imagen, por lo que he procurado editarlo lo mejor posible, pero nos sirven igualmente para dejar constancia gráfica de esta visita de los Pajes Reales al colegio de Tembleque, que es de lo que se trata:

Desde Protección Civil, a fecha de publicación de este artículo, me confirman que también han terminado de entregar a todos los niños y niñas del pueblo, sus diplomas por el buen comportamiento durante la pandemia, muy merecido, sin duda alguna. 
Parte de la entrega tuvo lugar el mismo día 22 de diciembre, y el resto en los días posteriores. Puede que haya quedado algún niño por entregar, en caso de que no estuvieran en su casa en el momento de la entrega, en cuyo caso, se puede poner en contacto con el Ayuntamiento.
Finalizo con el siguiente álbum fotográfico, aportado desde Protección Civil de Tembleque, con muchas más imágenes que las publicadas en este post, correspondientes a los Pajes Reales junto a las autoridades locales de Tembleque y Protección Civil, en la Plaza Mayor, Ayuntamiento y en el colegio, C.E.I.P Antonia González.