jueves, 20 de marzo de 2014

El Ojo del Buey. Castillo de Mora. Peñas Negras.


El "mar de olivos".
Con 966 metros de altitud, el comunmente llamado"Ojo del Buey" es el punto más alto que tenemos en los alrededores de Tembleque. Está situado en la Sierra del Buey, ya en el término municipal de Mora de Toledo. Incluso más elevado que el castillo de Mora (946m), o incluso el castillo de Peñas Negras, un pequeño padrastro con bastante dificultad para llegar a él, a 965m (Luego os paso un vídeo-audio explicativo, por quien no haya entendido bien lo de estos dos castillos en Mora).

Myriam Cebrián e Iván Álvarez.
Es habitual realizar rutas de senderismo por la zona, ya que las vistas al llamado "mar de olivos" son realmente fascinantes, y casi únicas, me atrevería a decir en toda Castilla la Mancha o incluso la Península Ibérica. El pasado 12 de marzo, nuestro vecino Iván Álvarez, acompañado de su novia Myriam Cebrián, realizaron esta ruta, para visitar el punto más alto de la Sierra, el Ojo del Buey, donde se encuentra instalado uno de los vértices geodésicos de los que tenemos a lo largo y ancho de nuestros campos.

Vértice geodésico.
No es difícil ver en esta sierra buitres, águilas o incluso jabalíes, entre otra mucha variedad de fauna, aunque en esta ocasión que nos ocupa, no se toparon con ninguno. Fue una tarde muy agradable, según me explicó Iván, accediendo a pie desde las Casas de la Solana (Raneras), y que por supuesto dejó plasmadas las impresionantes vistas con su teléfono móvil, y que con mucho gusto comparto con todos.

El castillo de Mora, desde la "ventana".
También quisiera añadir unas espectaculares imágenes que me ha mandado nuestro amigo Gabriel Jiménez en cuanto ha leído este reportaje. Este vecino de Tembleque estuvo el año pasado en el mismo punto, y grabó un vídeo donde también se aprecia a la perfección las espectaculares vistas alrededor, el pantano, el castillo de Mora, el resto de sierras, montes de Toledo, castillo de Mora, etc... Me comentó que él fue por la senda del encaramado, que forma parte de la ruta del Quijote y otras sendas locales de Mora, que parten desde la zona de Raneras, entre la sierra del Buey y la sierra del castillo de Mora. Está señalizado con pintura blanca y amarilla. En las fotografías de esa ventana de piedra, me comentó que justo detrás había un gran nido, posiblemente de búho Real, aunque no conserva foto del mismo. Al fondo, eso sí, el castillo de Mora. Muchas gracias tanto por el vídeo, como por las fotografías (todas las añado al álbum online) como por las explicaciones, Gabriel!
Casas de la Solana. Raneras.
Aprovecho para recuperar un montaje fotográfico de Las Casas de la Solana, o Raneras, un antiguo y prácticamente abandonado poblado de quinterías, a medio camino entre el pantano de Finisterre, la Sierra del Buey y el Castillo de Mora, del reportaje que hace cuatro años, en 2010, publiqué en el blog VDT, anteriormente enlazado.
Así pues, en lugar del "Ojo de Buey", utilizaremos el "ojo de Iván y Myriam" para deleitarnos con esas privilegiadas vistas al mar de olivos anteriormente citado, así como a la sierra del Castillo de Mora, justo enfrente.
 El resto de fotografías las podéis ver en este  álbum de Picassa, todas por cortesía de Iván y Myriam, y posteriormente por Gabriel Jiménez.


Castillo de Mora.
En cuanto a lo que os he comentado anteriormente de los dos castillos en Mora, os resumo que el más espectacular, y que todos vemos perfectamente desde la carretera de Tembleque hacia Mora, no es el Castillo de Peñas Negras, como casi todo el mundo cree.

Desde la CM 410
Plano de la sierra del Buey
y del Castillo de Mora.
 El castillo denominado de Peñas Negras se encuentra situado unos metros más arriba en la misma sierra, de difícil acceso, y del que en realidad sólo quedan unas ruinas muy pequeñas. Se trata de un "padrastro" que se construyó posteriormente por los Cristianos precisamente para vigilar el Castillo de Mora, que por aquel entonces estaba en manos musulmanas. (Siglo X).

Es decir, que lo que todos vemos desde la carretera, es simplemente el Castillo de Mora, (sin más nomenclaturas) y ese padrastro que se construyó pocos años después, muy cercano, es en realidad el Castillo de Peñas Negras. Para no liaros, os remito al audio del programa de RTVCM "El Pasacalles", del pasado día 4 de marzo, donde en su sección "Castillos en el aire" se explicó de forma amena, por parte Rafa Moreno, de la Asociación de amigos de los Castillos  (enlace a su página en Facebook), las diferencias entre el Castillo de Peñas Negras y el Castillo de Mora, por quien sienta curiosidad, y así seguir aprendiendo más curiosidades de nuestra historia, muy cercana en este caso a nuestro pueblo.
 Aunque encontraréis multitud de información en internet, también os dejaré este documento en pdf, que considero muy completo respecto a los castillos de Mora, con unas láminas muy didácticas en sus páginas finales. No obstante, os remito igualmente al reportaje de nuestro amigo guardiolo Juan Luis Redajo, con unas espectaculares fotografías panorámicas, en este artículo de su blog, donde además nos cuenta la historia del Castillo.
Y poco más os puedo contar, especialmente de la Sierra del Buey, por cuyas imágenes queda todo más que explicado. Muchísimas gracias a Iván y Myriam, por compartir con todos estas bellas imágenes. Seguro que habéis conseguido que más de uno se plantee esta espectacular ruta de senderismo, tan cercana a Tembleque. Me despido con esta impresionante panorámica de Iván, desde lo más alto del Ojo de Buey:

3 comentarios:

niebla dijo...

que gran regalo nos pones hoy en tu blog! con la llegada de la primavera si que te dan ganas de subir a ese sitio tan impresionante y comtemplar en vivo esa maravilla de naturaleza. muchisimas gracias como siempre.

Anónimo dijo...

Muy buenas vistas y muy buena labor la que haces desde aqui dando a conocer nuestro entorno!
Un saludo
Stadereims

Anónimo dijo...

me cuenta la gente mayor que en las casas ranera, se juntaban mas de 100 personas y de noche hacian fiestas, era como un pueblo pequeño de trabajadores del campo. ¡que lugar tan bonito para vivir!